Wednesday, September 12, 2007

Fotos del interior de Newgrange


De vuelta al fín, del viaje de verano, por tierras Europeas. Ahora hace falta tiempo para organizar el múltiple material megalítico y poder colocarlo en el blog. De momento sirva como anticipo una composición de imagenes del magnífico interior de Newgrange.
La visita a los diferentes monumentos megalíticos del valle del Boinee: Negrange, Knowth y Dowth fue inolvidable. Estar dentro de la cámara de Newgrange durante la simulación de solsticio de invierno, fue realmente algo mágico, y que recomiendo a todo el mundo.
Lamentablemente sacar fotos y vídeo del interior está prohibido. Así que una aproximación de lo visto, es esta composición de fotos públicas obtenidas en Internet y de folletos del centro de interpretación, que puede servir para mí como un pequeño recuerdo, y como un aliciente para futuros viajeros.
En la imagen de arriba a abajo y de izquierda a derecha se muestra la entrada a Newgrange desde el interior con la ventana superior, una imagen del techo de la cámara, diferentes motivos y símbolos grabados en los ortostatos del pasillo de acceso a la cámara, una imagen de la simulación de la entrada del sol en el solsticio de invierno, otra correspondiente a la cámara que presenta tres cámaras adyacentes como puede apreciarse en el pequeño plano y finalmente la piedra que probablemente sirvió en una de las cámaras para recoger las ofrendas. Lo mejor de todo, si pinchas en la imagen podrás verla con el suficiente tamaño.
Así, que en las próximas semanas, irán apareciendo dolmenes, menhires, mounds, barrows, etc tanto de Irlanda, como de Dinamarca. Algunos son realmente espectaculares e insólitos. Espero que los lectores tengan paciencia y se den una vuelta de tanto en tanto para ver lo que va saliendo.
Como siempre, gracias por su amable lectura. Cariñosos saludos megalíticos

2 comments:

jennydemalaga said...

Volveré a pasar para verlos.

Un saludo.

Beatriz said...

Estuve en el 91. Me encantó. Ver cómo se adentra la luz en el interior es algo que ponía los pelos de punta. Algún dia volveré para que mis hijas pyuedan visitarlo. Un saludo!