Saturday, May 19, 2007

Centro de interpretación del megalitismo de Corominas. Estepona. Malaga

En nuestro último viaje del puente de Mayo a la villa turística de Estepona, tuvimos la oportunidad de visitar el nuevo centro de interpretación del megalitismo de Corominas, inaugurado a finales de Marzo del 2.007.

Gracias a la amabilidad del arqueólogo de Estepona, Ildefonso Navarro y el estupendo equipo de personas que lo acompañaban (entre ellos Joaquín que permitió concertar la visita), pudimos apreciar la grandiosidad del emplazamiento, la maravillosa solución arquitectónica adoptada para la preservación de los cinco dolmenes de corredor encontrados durante las prospecciones con motivo de la autovía, su puesta en valor, y sobre todo la creación de un espacio mágico, donde contemplar los dolmenes desde el interior de un dolmen y de uno mismo.

Todo ello, realizado dentro del mayor rigor científico y pedagógico. Podemos y debemos poner aquí algunas imágenes de lo que los futuros visitantes, que suponemos llegaran de muchas partes del mundo, pueden encontrar aquí. Las imágenes intentar reflejar la sensación que se tiene durante su contemplación, una cierta mezcla de misticismo, terror atávico, soledad y grandeza.
Los dolmenes de Corominas son de pequeño tamaño y su cámara se encuentra generalmente poco definida al final del corredor. Se asemejan a pequeños dolmenes de galería más que de corredor, y se encontraron en un magnífico estado de conservación. En su traslado al nuevo emplazamiento se ha preservado el ambiente de su ubicación origina así como su orientación geográfica, preferentemente dirigida hacia el sol naciente, símbolo del renacer.
En las vitrinas del nuevo recinto se expone una parte del valioso expolio encontrado. Se pretende así conjugar, el mantenimiento del yacimiento en perfectas condiciones climatológicas, con la posibilidad de dotarle de un cierto carácter de museo y didáctico, y además un lugar de encuentro para congresos sobre megalitismo. Sinceramente, creo que es una maravillosa idea a seguir para conservar nuestro patrimonio megalítico, que como todos sabemos en muchas ocasiones se encuentra sometido al deterioro no solo de los elementos meteorológicos.

Es importante resaltar, que las imágenes que se acompañan se han tomado algunas con flash para recoger perfectamente la estructura de los dolmenes, y otras sin flash que aunque pierden definición permiten recrear someramente la atmósfera del recinto muy poco iluminado, con cierto tono azulado, del cielo simulado de la época que lo corona.

Así mismo es importante valorar el enorme trabajo realizado en el traslado y reubicación de los restos de Corominas realizado por los trabajadores de Quibla Restaura. Nada mejor que recoger las declaraciones de Joaquín Gallego miembro del equipo, sobre el proceso realizado:
"Durante meses, los ortostatos y el resto de piedras que forman las tumbas han permanecido almacenadas en cajas en la plaza de toros de la localidad. Cuando se construyó el edificio y tras la aprobación del proyecto de montaje por la Comisión de Patrimonio de la Junta, los restauradores comenzaron a trabajar a mediados del mes de febrero. El proyecto y el diseño del soporte es nuestro, aunque también ha colaborado el aparejador Andrés Cintrano."
"Entre tres o cuatro personas –no se ha podido usar maquinaria– han trasladado las piezas hasta el interior del túmulo artificial. La longitud media de las piezas es de tres metros de ancho y algo más de un metro de altura. En la primera etapa del proceso se limpiaron y se les aplicó un biocida para evitar contaminaciones de hongos durante su almacenaje. "

"Entre un 10 y un 15 por ciento de los ortostatos, algunos tan finos que sólo tienen unos cinco centímetros de grosor, estaban rotos."

"Los hemos vuelto a pegar y se han reintegrado las faltas de los demás. Para evitar las pudriciones y garantizar la conservación de la necrópolis se han eliminado todos los elementos orgánicos. No se ha utilizado papel, ni madera, ni colas, ni estucos naturales. Todo es sintético. Se ha colocado una gasa de algodón a las piezas para engancharlas de ahí al soporte. Se han respetado las cotas originales de los sepulcros y los visitantes verán cuatro de ellos desde arriba, mediante una pasarela. Otra de las cuestiones importantes es la iluminación. Gracias a la fibra óptica pretenden dotar el lugar de su aspecto de cámara funeraria. "
El yacimiento prehistórico de Corominas, fue casualmente localizado en el año 2001 como consecuencia de la aplicación del programa derivado del Estudio de Impacto Ambiental realizado previamente a la construcción del trazado de la Autopista de la Costa del Sol, tramo Estepona-Guadiaro.

Encontrado el yacimiento y ante la imposibilidad de proceder a cualquier cambio en el proyecto de obras, la solución adoptada consistió, finalmente, en el traslado de los sepulcros megalíticos a un nuevo Centro de Interpretación del Megalitismo. Este Centro fue construido por la empresa que realizaba las obras de la autopista y diseñado por el equipo de arqueólogos y técnicos de urbanismo del Ayuntamiento de Estepona, en función del uso al que iba a ser destinado y ubicado en una zona muy cercana al yacimiento, en el Parque Municipal “San Isidro Labrador”, en Los Pedregales.

Durante las excavaciones se descubrieron los restos de una necrópolis megalítica de hace unos 5.000 años, con 5 sepulcros excepcionalmente conservados, restos de varias cabañas prehistóricas, y una necrópolis campaniforme con varios enterramientos completos, que incluyen ajuares cerámicos inéditos en el registro arqueológico malagueño. En las inmediaciones de la zona también fue hallado un enterramiento romano del siglo III d. C. con ajuar.

El centro de interpretación del megalitismo, con los cinco dolmenes encontrados en el yacimiento de Corominas, se encuentra ya hoy a disposición de sus visitantes en el parque periurbano de los Pedregales, situado en el camino que une Estepona y el maravilloso pueblo de Casares. En él centro se recrean no sólo los hábitos mortuorios de los pueblos neolíticos, sino también las formas de vida de la gente de hace unos 5.000 años.
Es curioso, después de haber visto muchos dolmenes, darse cuenta del pequeño tamaño de la cámara de estos de Corominas, que en muchos casos fueron depósitos de ciertos huesos importantes como tibias en una disposición radial, que posiblemente fueron previamente enterrados. y además el hecho de que los cinco dolmenes estuviesen tan juntos entre sí, en un diametro de apenas 25 metros.



El parque municipal de San Isidro, conocido de forma popular como Los Pedregales, donde se encuentra el nuevo Centro de Interpretación del Megalitismo, es una finca perteneciente al entorno de Sierra Bermeja. Es además el lugar de peregrinaje de la romería de San Isidro, celebrada el primer fin de semana de mayo a la ermita de San Isidro, construida en 1988, y en su interior pueden observarse muchas especies vegetales y animales de Sierra Bermeja.

Para los amantes de turismo rural, existe incluso la posibilidad de hospedarse en el propio parque a través de la Delegación Municipal de Agricultura del Ayuntamiento de Estepona. (Teléfono de Reservas: 952 11 39 73). Actualmente, el parque cuenta con infraestructuras turísticas tales como complejo rural, señalización, área de acampada, servicios, bar-restaurante, barbacoas, fuentes, parque infantil, aparcamientos, zona para el descanso de caballos, pistas de baile, palomar, lago artificial y un entramado de pistas forestales donde practicar el senderismo.


Un lugar de visita obligada, después de la visita al Centro de Interpretación, es la cercana Sierra Bermeja, que es el cordón montañoso que conforma el flanco S-SO de la Serranía de Ronda. Se trata del mayor macizo de rocas peridotíticas del mundo, sin comparación alguna en el planeta en cuanto a su composición geológica. La rareza de este sustrato geológico (rico en metales pesados), origina también un poblamiento vegetal exclusivo, con bosques de alcornoques en la zona baja, pinares en la zona media, y los pinsapares en su cumbre. Es una de las mayores reservas mundiales de pinsapo (una especie de pino prehistórico).

Así que ya saben, en su próximo viaje a Málaga, o a la costa del Sol, además de los dólmenes de Menga y Romeral de Antequera, de la plaza de toros de Ronda, etc... no dejen de visitar el Centro de Interpretación de Corominas y la Sierra Bermeja, desde podrán contemplar vistas alucinantes de la zona del peñón (hasta África en días claros), y toda la costa del Sol. Les dejo con una foto desde allí, y con un recuerdo entrañable para Ildefonso y todo el equipo. Cuando leáis esto dejar algún comentario, que siempre se agradece después de un mensaje tan largo. Por cierto pinchando en la imagen podréis verlas en 800x600.




4 comments:

Fran said...

Sin duda, una entrada trabajada. Cuando se lee, entran ganas de ir de inmediato, pero ya me gustaría. Este verano tengo pensado hacer una ruta por el este de andalucía, así que esta paradita me la apunto para el viaje, gracias.

Saludos :)

Brulay said...

Interesantísimo el blog.
Ya te tengo en mis favoritos.
(No es por chinchar, pero el pinsapo es algo más viejo que prehistórico y además es un abeto -soy un poco aficionado a la botánica-, quería aclarar.)

Angel said...

Para Brulay, gracias por tu atenta lectura,los elogios y por la corrección. Efectivamente el pinsapo no es un pino prehistórico, pero como quería que me entendieran los posibles lectores ajenos a toda botánica utilize la expresión "una especie de pino prehistórico".
Para Fran, gracias como siempre por tu atenta lectura. Espero que te guste Corominas.

Magister said...

Saludos Angel.
Encontré su blog por casualidad y he de reconocer que me trajo gratos recuerdos. Me llamo Ignacio Ferrer y soy uno de los restauradores que tuvo el placer y la suerte de trabajar en este maravilloso proyecto. No deja de asombrarme el maravilloso resultado después de meses de trabajo; no puede imaginarse lo costoso y complicado que resultó volver a montar las miles de piezas que formaban cada uno de ellos y dejarlos tal y como nos los encontramos en el yacimiento.
Tengo la absoluta certeza que gran parte de culpa de que el proyecto haya tenido este final es debido al que Estepona posee uno de los mejores arqueólogos de España y, creame, he trabajado con muchos.
Debo, así mismo, agradecerle que difunda de esta manera lo que, para mi, ha sido, por ahora, el mejor trabajo de restauración que he realizado hasta el momento.
Todavía creo que poseo muchas fotos del proceso de montaje, si está interesado en añadirlas a su blog, póngase en contacto conmigo y veré si puedo conseguirle algunas de las más interesantes.
Mi correo: info@ducbelli.com
Si lo desea, estoy inmerso en un proyecto que quizás pueda interesarle; visite mi página: www.ducbelli.com
Gracias.