Saturday, May 28, 2011

La roca madre de Mongolia. Litolatría.


En un blog dedicado a los megalitos y las grandes piedras, no podía faltar este caso excepcional de Litolatria o adoración de la roca. Cerca de Ulan Bator la capital de Mongolia, se encuentra una roca conocida como la roca madre o (Ejj Khad) también llamada la roca de la mujer casada" (Avgai Khad). Es un roca con forma de una mujer embarazada y sentada mirando al frente de la salida del sol.
Esta roca es objeto de culto para los Mongoles, que a diario y más los fines de semana se dirigen allá a llevarles ofrendas generalmente galletas, vodka, etc. En el camino se encuentran numerosos montículos de piedras, con pedazos de paños y otras cosas que sirven también para pedir buenos deseos.
Algo parecido ocurre en Galicia con los túmulos de piedras que se llaman amilladoiros y que se encuentran en los caminos que llevan a centros religiosos como San Andrés de Teixido.

1 comment:

Beato Darzádegos said...

Bos días Ángel:
No hay que andar muy lejos cuando los musulmanes idolatran a una roca meteórica. Debe ser que con el hecho de haber procedido del espacio es para casi todos ellos ya de "procedencia divina".
El culto a las rocas es interesante bien por su belleza, por su inmensidad, su dureza, valor y tantas cualidades que la hacen fascinantes a los ojos y tacto de todos.
Muchos escultores cuando vemos una roca enseguida vemos una forma dentro de ella como dijera Miguel Ángel. La primera forma que nos sugiere es la que nos fascina; la externa es la que contiene la verdadera alma de la roca. Los estupas están hechos del mismo material; los hitos que los montañeros van acumulando nos recuerdan cuan iguales somos en el mundo.Los miliarios romanos, los "falomenhires" prehistóricos, los mojones de las carreteras, los marcos de las fincas, las estacas de piedra de la parras galaicas, las rocas afincadas delimitando las eras, etc.
Las rocas contienen y son contenido. En cualquier lugar, partido o continente. Las rocas abundan y de tan duras que llegan a ser que muchos las emplean como ejemplos para cualidades humanas de frialdad, dureza, impenetrabilidad, grandeza...
Para ciertas mujeres y ( la mayoría) hombres los trocitos de rocas que componen otras mayores son motivo de lujo....seguimos siendo primitivos, así nos va.
Breves saludos.
Deica logo amicus.